Skip to content

¿CÓMO DEBES LAVARTE REALMENTE EL CABELLO?

Si recoges todo el cabello en la parte superior de la cabeza o lo secas con una toalla de manera agresiva después de la ducha, te estás lavando mal el cabello. Aquí te contamos cómo debes lavarte el cabello para ayudar a evitar daños y dejarlo limpio y con un aspecto fabuloso.

¿CÓMO DEBES LAVARTE REALMENTE EL CABELLO?

Nunca recojas el cabello hacia arriba
Estás aplicándote champú, pero si recoges todo el cabello en la parte superior de la cabeza, puedes crear nudos que nunca desenredarás.

Esto es algo que se conoce como “nido de aves” y le produce al cabello un daño permanente.

En su lugar, frota desde la raíz hacia las puntas, en la misma dirección que tienen las cutículas. De esa manera, desenredas el cabello en lugar de crear nudos.

Enfócate en el cuero cabelludo
Es tentador esparcir la espuma por todo el cabello, pero es mejor enfocarse en el cuero cabelludo.

Aquí es donde se acumula mucho del aceite y la suciedad, así que debes mantenerlo limpio.

Si solo te enfocas en el cabello, enjuagarás el champú sin que este haya llegado al cuero cabelludo. Enfócate en el cuero cabelludo y la gravedad hará el trabajo cuando lo enjuagues, al esparcir el champú por el cabello y limpiarlo.

Mantén el agua a temperatura corporal
If you’ve ever tried washing a greasy pan with cold water, you’ll know that it doesn’t work very well!

Si alguna vez has intentando lavar una sartén con grasa con agua fría, sabrás que no da muy buenos resultados.

Pero no subas demasiado la temperatura – el agua demasiado caliente puede empeorar el problema de cuero cabelludo sensible.

Mantenla a unos 100 °F, eso debería ser lo suficientemente caliente como para obtener una buena limpieza y, a la vez, lo suficientemente tibia para no empeorar el problema de tu cuero cabelludo.

¡Cuidado cuando te seques con la toalla... o con el secador!
Muchas personas se secan el cabello con una toalla, pero el frotar vigorosamente es una idea terrible. Todo ese movimiento puede enredar el cabello e incluso dañarlo.

Así que probablemente estés pensando en usar el secador en su lugar. Solo ten cuidado, ya que demasiado calor también puede dañar el cabello y el cuero cabelludo.

La mejor manera es darle palmaditas suaves o envolverlo con la toalla para sacar el exceso de agua y luego, si puedes, dejar que se seque al aire. Si quieres secarlo con un secador, evita utilizar la opción de calor máximo para minimizar el daño.

Descubre con qué frecuencia debes lavarte el cabello

Más consejos y trucos sobre cómo lavar y peinar el cabello